lunes, 26 de agosto de 2013

El arte suave.



Wing Chun Kuen se ha hecho famoso sin duda por su eficacia, su forma de combate revolucionaria, y sobre todo porque fue el estilo que Bruce aprendió en Hong Kong durante su adolescencia y ser sin duda el punto desde el que desarrolló sus ideas.
http://unionrmwingchun.com/capitulo-i-sin


Sin embargo, existen muchas diferencias entre los distintos maestros. Podríamos decir que existen muchos estilos de wing chun: Más duros, más blandos, más rectilíneos, más circulares, de posiciones más bajas, de posiciones más altas...



Parte de estas diferencias se deben a las preferencias del maestro, su nivel de comprensión, algún tipo de evolución basada en la experimentación y otros, los más, a una diferenciación artificial y puramente publicitaria.



Hay que tener el punto al que queremos llegar claro en la mente si no queremos perdernos. Tal como hace un buen montañero con su brújula y algún punto lejano que le marque la dirección a seguir.



Tener en cuenta el hecho de por qué se hizo famoso Yip Man mucho antes de enseñar al  joven Bruce Lee podría ser ese punto.



Yip Man en su época de jefe de policía de Fat San no se hizo famoso por “apalizar” delincuentes, sino por su habilidad para detenerlos y controlarlos.



No podemos perder de vista que el Wing Chun es un arte suave que busca tener el control de la situación e imaginar que tenemos una metralleta entre las manos no va a hacer que eso sea así.


Debemos entrenar la posición más baja para entender la estabilidad, la más alta para entender la movilidad, los movimientos rectos para interrumpir la energía y los circulares para absorberla. Pero sobre todo debemos entrenar la intención para llegar a tener el control sin necesidad de utilizar una fuerza bruta que no solo nos pone en peligro sino que además nos fatiga en exceso.

   J. R. Moreno                       http://unionrmwingchun.com