jueves, 28 de abril de 2011

Conceptos

Estaba hablando con un gran amigo sobre el progreso de mis alumnos, y el por qué estaban aprendiendo entre tres y cuatro veces más rápido de lo que lo hacíamos por ejemplo en la asociacion mundial de Wing Chun a la que yo pertenecía. En principio me dijo que era normal, dado el tipo de enseñanza personalizada que yo estaba dando. Pero cuando le aclaré que yo aprendí tambien de forma personalizada y que tambien hoy dia los alumnos de otras asociaciones mundiales aprenden mucho más despacio, incluido los que se dejan el dinero constantemente en clases privadas, cambió su discurso: "¿Enseñas tú igual que ellos?"
La verdad es que no. Aún utilizo algunos de los ejercicios que aprendí en un principio, pero huyo literalmente de todo tipo de coreografia. Sigo mucho más escrupolosamente los conceptos y las formas y, de una manera muy parecida a lo que hoy los modernos pedagogos, psicologos y docentes llaman "coaching" también hago un seguimiento según las necesidades y caracteristicas del alumno facilitándole que en última instancia aprenda de si mismo.
No voy a repetir aquí los conceptos básicos del Wing Chun. Ya los ha repetido hasta la saciedad demasiada gente que no tenía ni idea de lo que estaba diciendo y, algunos que sí lo saben, por desgracia desconocen cómo aplicarlo. En esos casos los conceptos resultan tan absurdos como el que alguien te explique perfectamente como és el mecanismo de una cerradura y que sin embargo no sepa como abrir la puerta.
Todos los conceptos deben ser sencillos y fáciles de aplicar. Sin embargo antes de que eso suceda han de ser asimilados por nuestro cuerpo. Y es vital para que esto suceda, que el profesor pueda explicar qué músculos y tendones son utilizados y de que forma. Es imprescindible repetir una y otra vez los ejercicios, pero sin comprender esto ultimo, un trabajo de meses puede alargarse años para obtener el mismo resultado.
Finalmente aplicar los conceptos no es una cuestión de: "qué" sino de "como". Sin eso solo se depende de una coreografía más o menos predeterminada que és como yo aprendí en un principio. O peor aún; una serie de ejeccicios sin ninguna vision realmente marcial.
J. R. Moreno.